Logo
Thursday, 21 de February del 2019 a las 10:55

ROSGAN: LA GANADERÍA EN INTERNET.

Después de más de 10 años de existencia del remate por pantalla en la Argentina, visitamos el ROSGAN en Rosario,, pioneros en este sistema y hablamos con SU director ejecutivo, Raúl MIlano.
Foto Nota

El director ejecutivo del ROSGAN, RAÚL MILANO definió al sistema de remate por pantalla como “la utilización de las comunicaciones y de los avances tecnológicos aplicado a la ganadería”. Explicó que “el formato tradicional de un mercado concentrado se incorporó a la tecnología, en vez de mover el animal, se hacen con fechas establecidas, se pasa por canal rural, es algo totalmente distinto, muy beneficioso para el productor. El criador es el eslabón más débil de la cadena y acá no tiene que mover el animal. Es como el taxi, la bajada de bandera es lo más caro y eso pasa con el flete. Se ahorra mucho dinero por parte del criador”. “Tenemos diez años y más de dos millones y medio de cabezas vendidas. El productor ha salido de lo tradicional. Hay que tener en cuenta que la ganadería es más conservadora que la agricultura que es de punta y todos los sectores están asociados. La ganadería es una cadena  distinta  de eslabones todos cortados entre si, el que cría, el que engorda…, el frigorífico. Cada uno entendía en forma personal sin importar si al otro le iba mal. Acá se han incorporado. El sistema es básicamente de invernada, no de gordo. Ya está instalado, nos hemos convertido en un mercado de referencia en Argentina en invernada y Hemos saltado a índices de precios de futuro que no había en el país”, reflexionó el empresario ganadero. Haciendo historia desde su nacimiento en 2008, año del conflicto más importante que ha tenido el campo con el Estado, Milano recordó que “estábamos prontos para arrancar en febrero de 2008 y con la crisis empezamos  en octubre de ese año”. Para el director de ROSGAN “esa es una etapa pasada, eran momentos de crisis, pocas veces había habido una política tan hostil para el campo como fue la del gobierno anterior. Se cerraron las exportaciones, se ponían demasiadas retenciones se bajaban contenedores de los barcos”. En comparación con aquel momento, Milano analizó que la crisis ahora se refleja en el tema macroeconómico,  también afecta a la cadena pero se  le sacó la pata encima al campo y eso es importante. En aquel momento la Argentina perdió diez millones de cabeza de ganado, el productor  vendía la vaca preñada y el ternero nonato. Uruguay tiene 13 de millones de cabeza de ganado y acá nos comimos un país. Hoy se está exportando mucho y sigue habiendo carne para el consumo. El mundo demanda carne, pasamos de 200 millones  de toneladas a 600 millones para la exportación. Pero indudablemente están los problemas macroeconómicos y eso se refleja en el bolsillo, este es un mercado de oferta y demanda, es perfecto, el que define el precio es el marcado interno. Argentina exporta el 20 por ciento y consume el 80 por ciento”. El titular del ROSGAN respondió sobre la relación entre el campo y la ciudad, y dijo que el sector “nunca tuvo buena prensa. Muchos creen que la leche sale de la heladera, sale de la vaca y tienen que trabaja muchísimo. Hay una familiaridad con las cosas industriales como si el campo no fuera industria y no es así. Por ejemplo en el queso, eso requiere una elaboración, una industrialización. Hay lugares en el mundo que pagan subsidios para que no se vayan  del campo, en Argentina se aporta un 30 por ciento de retenciones, es el socio más fácil para el Estado es el productor, y además ha seguido generando empleo. El campo tiene mucho ms para adelante´, pero  debemos ver como repoblamos otra vez al interior hay gente que se ha ido a las villas miserias, hay que ver como vuelve.

Finalmente, Milano se refirió a la realidad política nacional, aclarando que uno trata de no mezclar opiniones partidarias con lo institucional porque no corresponde”. No obstante, dijo que nadie sabe cómo va ser el futuro, estamos como un semi salto al vacío. Argentina es un gran país, pero   seguimos con un gran discusión con temas  muy lejos del pasado, que no hemos podido superar. Habiendo sido diputado nacional por el radicalismo en la vuelta a la democracia, Raúl Milano hizo un mea culpa y dijo que la política “es muy responsable de todo lo que ha pasado”,