Logo
Monday, 13 de May del 2019 a las 08:10

PALIZA CON FERNET.

El peronismo arrolló electoralmente a los candidatos del gobierno en las elecciones de Córdoba. El gobernador Schiaretti que seguirá en el poder, le sacó 30 puntos a los candidatos de la Rosada, Negri y Mestre. Encima, el radicalismo perdió la capital después de más de 20 años en el poder.
Foto Nota

Fueron casi 55 puntos y más de 35 de diferencia sobre el segundo. Sin sombras, Juan Schiaretti ganó Córdoba, logró su reelección como gobernador y dio el golpe para estirar el dominio peronista en la provincia a 24 años consecutivos.

Se llevó, en la avalancha, un territorio emblema de la UCR, Córdoba capital, que desde diciembre será gobernada por Martín Llaryora, vencedor de Luis Juez y Rodrigo De Loredo, las dos ofertas de un Cambiemos dividido.

Oscar González, un histórico dirigente del PJ,tendrá un efecto político más allá de los números: el gobernador tendrá más de dos tercios de la Legislatura provincial.

 

En tanto, el radical Mario Negri aventajaba por casi 7 puntos porcentuales al también radical Ramón Mestre en el segundo lugar. El ganador en la interna había contado con el apoyo de la Casa Rosada, Elisa Carrió y María Eugenia Vidal.

En su discurso, el gobernador reelecto se enfocó en negar que su victoria esconda el fantasma de la hegemonía. "Ni por asomo esa diferencia nos hará creer que nos dieron la suma del poder público porque no es así", advirtió en su discurso luego del triunfo.

Solo Pocho, un departamento al oeste de la provincia, se resistía a la victoria de Hacemos por Córdoba, la marca electoral del PJ cordobés: ahí ganaba Schiaretti pero su lista de legisladores uninominales caía ante la UCR.

 

 

Junto a su esposa Alejandra Vigo, futura diputada provincial, su vice Manuel Calvo y Llaryora, Schiaretti dejó señales y gestos sobre la cuestión nacional. Natalia De la Sota, hija del fallecido ex gobernador -a quien el ganador dedicó el triunfo-, fue la presentadora del triunfador.

Fue más lejos y metió una frase de politólogo. "Estamos convencidos de que no habrá república en Argentina sin peronismo. Y no habrá peronismo si no es republicano", avisó. En Alternativa Federal se espera que en estos días, Schiaretti se enfoque en ordenar los próximos pasos del sector.​