Logo
Thursday, 26 de December del 2019 a las 10:07

EL GOBIERNO Y EL CAMPO: UN PACTO EN LAS CÚPULAS.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández pidió, a la Mesa de Enlace agropecuaria , tiempo para analizar un cronograma de rebaja de las retenciones, mientras los dirigentes buscarán desactivar las protestas que se impulsan desde las bases. Trascendió que el ex ministro Etchevehere y la ex diputada Carrió están detrás de eventuales movilizaciones.
Foto Nota

No fue una reunión fácil. La Mesa de Enlace llegaba con duros reclamos a la Casa Rosada y con presiones crecientes de las bases para iniciar un conflicto por la suba de retenciones dispuesta en la Ley de Emergencia promulgada este lunes.

 

 

 

Alberto Fernández, consciente de la necesidad de desactivar eventuales reclamos del campo, decidió él mismo encabezar el encuentro con los titulares de las cuatro entidades rurales, acompañado por su ministro de Agricultura Luis Basterra.

 

 

 

LPO conversó con diversas fuentes que participaron de la reunión y que relataron cómo se gestó lo que, en los hechos, es un pacto secreto entre el Gobierno nacional y la Mesa de Enlace para sellar una especie de tregua hasta el próximo mes de marzo.

Alberto, rápido de reflejos y quizá para entrar en clima, empezó diciendo lo que los dirigentes quieren escuchar. "Las retenciones son un mal impuesto", afirmó al comienzo de la reunión que duró alrededor de una hora y media.

 

 

 

Pero la tensión, inevitablemente, iba a llegar. Ese momento fue cuando el titular de La Rural, Daniel Pelegrina, describió la decepción existente por la suba de retenciones de manera inconsulta a contramano de lo que se había prometido en campaña.

A partir de ese instante, la reunión cambió de clima y la Mesa de Enlace -ahora sí en conjunto- planteó la necesidad de ir hacia una eliminación de los derechos de exportación esperando que la respuesta del otro lado sea negativa.

Sin embargo, luego de un breve repaso por la situación económica y financiera que atraviesa la Argentina, Alberto sorprendió a los presentes pidiendo tiempo para estudiar un posible cronograma de rebaja de retenciones que se anunciaría en abril.

 

 

 

Los dirigentes compraron la propuesta en función de que, a pesar de la presión de las bases para iniciar un cese de comercialización, la mayoría no creen que estén dadas las condiciones para comenzar un conflicto con un gobierno recién asumido.

 

 

 

"La reunión fue amena y, si bien nos retiramos con gusto a poco, sabemos que no hay margen sobre fin de año y a dos semanas de la asunción del Presidente para ir a una pelea que no conducirá a nada", dijo un dirigente que estuvo en Casa Rosada.

 

 

 

Otra discusión fue la realización de la conferencia de prensa con Basterra. Algunos creían que no había nada para comunicar, aunque finalmente se impuso la posición de los que apostaron a la tregua con una imagen de fondo que decía "Argentina Unida".

En este contexto, la Mesa de Enlace y Alberto acordaron volver a reunirse en febrero para empezar a delinear lo que sería una posible rebaja de retenciones hacia el futuro que descomprima la tensión que reina en la relación entre el Gobierno y el sector.

Los dirigentes creen que la situación del campo hacia el mes de marzo decantará ya sea por efecto de la sequía que traerá una menor cosecha o bien del congelamiento del tipo de cambio oficial en un mercado virtualmente desdoblado.

 

 

 

En tanto, los directivos de la Mesa de Enlace, en privado, se quejan porque consideran que el ex ministro Luis Miguel Etchevehere y sectores políticos alineados a Elisa Carrió están incentivando a los productores a salir a las rutas antes de fin de año.

 

 

 

De hecho, los dirigentes sospechan que Etchevehere y Carrió están detrás del movimiento "Campo y Ciudad" que se creó en las últimas semanas y opera en las redes sociales como canalizador y propulsor de los reclamos del campo.

Estos movimientos de productores autoconvocados del centro y norte del país que se empezó a gestar a partir de la suba de retenciones encendió las alarmas en el campo dado que de alguna forma deslegitima la conducción de la Mesa de Enlace.

 

 

 

Ahora la Mesa de Enlace intentará deponer la actitud de los productores que ya habían propuesto extraoficialmente decretar un cese de comercialización este jueves y viernes. "Buscaremos recorrer los caminos del diálogo", señaló el titular de CRA Jorge Chemes.

 

 

 

En este contexto, para lograr legitimar la segmentación de retenciones, Basterra recibió este lunes en el Ministerio a las bases de Federación Agraria (FAA) -encabezadas por Omar Príncipe y Pedro Peretti- que se oponen a la conducción de la entidad.

 

 

 

En ese encuentro se dieron detalles del 3% del monto resultante del aumento de retenciones que se empleará para compensar a pequeños productores y cooperativas rurales, según lo dispuesto por la Ley Nº 27.541.