Logo
Tuesday, 24 de March del 2020 a las 09:51

EN TIEMPOS DE PANDEMIA, VEN BUENAS PERSPECTIVAS PARA LA GANADERIA ARGENTINA.

Para el reconocido profesional y asesor agropecuario Germán Tapia, en materia de ganadería "hacer estimaciones de lo que va a suceder en el corto plazo es muy difícil, pero podemos decir que el panorama es alentador para Argentina". El propietario de Cabaña Angus La Esperanza de La Pampa analiza para EN SINTONÍA las perspectivas que se abren en relación con la cuota hilton.
Foto Nota

¿HILTON CON CORONA?

 

 

En un mundo convulsionado ante la pandemia que se está desarrollando vamos a ir sintiendo poco a poco los efectos.

Durante el 2020 se ha hablado mucho de la Cuota Hilton, primero por las resoluciones de Senasa 1578/19 y 193/20 donde obligaban a los productores a reempadronarse.

En ese momento surgieron varias voces que hablaban de la posibilidad de incumplimiento de la cuota, también surgieron otras voces (principalmente feedloteros) pidiendo la modificación del biotipo Hilton. Esto último es muy complejo por toda la cuestión administrativa que exige tanto en Argentina como en Europa, proceso que llevaría varios años.

El panorama internacional a pesar de que casi todo el mundo está en cuarentena, en los últimos días está convulsionado, además de la pandemia están los efectos de la caída del precio del petróleo, modificaciones en el valor del Dólar y el Euro, BRExit, cambios en la relación EEUU-China.

Lo nombrado anteriormente muestra un panorama muy incierto, en general, la mayoría de los efectos serían favorables hacia la producción y exportación de carnes argentinas, salvo la parálisis Europea que estaría frenando las compras de carne tipo Hilton.

Para medir estos efectos en la realidad, hay que analizar la información disponible, hasta el momento (17/03) se enviaron más de 24000 Tn del ciclo 19/20, por lo tanto se cumplió con el 81,5% del cupo, restan aún 14 semanas. El viernes pasado los frigoríficos recibieron notificaciones de que la Unión Europea no va a recibir transitoriamente embarque de carnes

Un buen dato del último informe es que el precio se está recuperando, ya pasó los U$S 11.000 de promedio en la última semana informada.

La Cuota 481 muestra una buena evolución donde se enviaron más de 6.600 Tn durante el ciclo 19/20 hasta febrero, registrándose un aumento del 10% del precio entre enero y febrero.

Por otra parte nuestro principal cliente del mercado internacional (China) estaría reactivando sus compras, durante marzo los embarques subieron con respecto a enero y febrero.

La faena de bovinos del año 2020 viene sostenida a pesar de los distintos inconvenientes que se fueron presentando, en estos últimos días se está viendo un reacomodamiento de los precios de la hacienda para faena, fundamentalmente la destinada a consumo interno.

En este momento el negocio de las carnes está sostenido por el consumo interno que a pesar de que todavía no se han cerrado paritarias en el país mostró una recuperación.

 

Es para destacar algunas alternativas en los mercados internacionales como son la cuota ACE 72 (acuerdo Mercosur-Colombia) que otorga a la Argentina 2100 Tn. anuales de cuota y la cuota USA (destino Estados Unidos) que son 20.000 Tn. anuales, ambas cuotas tienen un valor similar a lo que está pagando la cuota Hilton pero todavía tienen un escaso cumplimiento.

Hacer estimaciones de lo que va a suceder en el corto plazo es muy difícil, pero podemos decir que el panorama es alentador para Argentina, por un lado un mercado interno con un leve crecimiento y un mundo ávido de carnes. Una vez que se supere la situación del COVID-19 en el mundo el panorama será mucho más claro. Pero por lo pronto la mayoría de las cuotas internacionales tradicionales tienen un alto cumplimiento y nuestro principal cliente transnacional está reactivando sus compras.

Por otra parte, la caída de los precios de los granos en los últimos días mejoran la perspectiva de rentabilidad para el sector. Podemos seguir mirando a la ganadería con una sonrisa.

 Lic. Germán Tapia.

 

GERMÁN LUCAS TAPIA es Licenciado en Economía de la Universidad Nacional de Río Cuarto y Magister en Agroeconomía de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Se desempeña como Docente de la Facultad de Agronomía y de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa. Además es propietario de Cabaña La Esperanza- Angus y Hampshire Down ( Lonquimay. LP) y cumple funciones como asesor agropecuario para varios emprendimientos.