Logo
Saturday, 11 de April del 2020 a las 07:05

ARGENTINA EXTENDIÓ LA CUARENTENA CON LOS NÚMEROS EN LA MANO.

En una conferencia de prensa, acompañado por su jefe de Gabinete y los ministros de Interior y de Salud Pública, el presidente de la Nación, Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social obligatorio, mostrando las estadísticas sobre el COVID 19 que ponen al país en buena posición.
Foto Nota

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes que la cuarentena obligatoria se extenderá hasta el 26 de abril en un intento de seguir “aplanando la curva” de los contagios de coronavirus.

Para su exposición, recurrió a una serie de gráficos para explicar a la ciudadanía los datos en base a los cuales se tomó esta decisión.

En primer lugar, comenzó por revelar que según las proyecciones que se manejaban en la Casa Rosada, si no se hubieran tomado medidas drásticas -como la cuarentena y el cierre de fronteras- los contagios para esta fecha ya hubieran superado los 45.000. En cambio, por el momento hay 1.975 infectados, apenas un 4,6% de lo calculado.

Con esas cifras, el sistema de salud público ya tendría ocupadas un 83% de sus camas de terapia intensiva. Mientras que por ahora solo se utilizaron 3,9%.

“Si teníamos 45 mil infectados, no quiero ni pensar en cuantas personas hubieran muerto”, dijo Fernández.

 

Además, explicó que la cuarentena ya comenzó a evidenciar un aplanamiento en la curva de contagios y se logró que el tiempo de duplicación de casos se extienda hasta 10,29 días. Esto es fundamentan para evitar un crecimiento exponencial y repentino que colapse el sistema de salud. Cabe destacar que este índice estaba en 2,84 días el 22 de marzo.

“Ahora el que contagia al segundo no demora tres días sino 10,29. Si nosotros seguimos manteniendo esta cuarentena seguramente lograremos que la velocidad de contagio sea más lenta aun”, dijo el líder del Frente de Todos.

En la misma línea, comparó las estadísticas con los dos países vecinos: Brasil y Chile. El primero ya registró 19.638 contagios, mientras que el segundo, 6.501.

No obstante, como la cantidad de infectados también está influida por la cantidad de test que se realizan, Fernández remarcó la diferencia en fallecimientos: 82 en Argentina, 65 en Chile y 1.057 en Brasil. “Chile tiene un tercio de nuestra población”, aclaró.

El jefe de Estado aseguró que hasta ahora el aislamiento dio buenos resultados y que es cumplido por la mayoría de la sociedad, por lo cual instó a no “relajarse” y a que la gente se mantenga recluida en sus casas.

Luego, para lograr un mayor impacto, amplió la contrastación a tres de los países occidentales más golpeados por la pandemia. Italia, reportó 18.849 muertos, mientras que España informó 15.970 y Estados Unidos 19.367, explicó con un nuevo gráfico.

En cuanto al impacto de la enfermedad, detalló que “sigue siendo el mismo: de 100 que se enferman, 80 se recuperan con un tratamiento leve; del 20% restante, un 5% termina en terapia intensiva y el otro 15% termina en internación pero sin recurrir a terapia intensiva, con los famosos respiradores”.

Por otro lado, Fernández señaló que durante los últimos 14 días fueron repatriados 18.797 argentinos que en su gran mayoría viven en el norte de la provincia de Buenos Aires, en la ciudad de Buenos Aires, en Mendoza y en Córdoba.

En cambio, durante los últimos 28 días, antes de implementarse el cierre total de fronteras, volvieron al país 217.105 argentinos, residentes del área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Y agregó: “Nos preocupó mucho la llegada de gente del exterior, porque hay que tener en cuenta que los que viajan tienen serio riesgo de quedar infectados y traer esa infección a nuestras tierras y de infectar a otros. Entonces hicimos una app que hoy ya la tiene más de 1 millón de personas que vinieron del interior en el último mes y medio”.