Logo
Monday, 27 de April del 2020 a las 11:09

LA GANADERÍA QUE VIENE.

En un contexto de cuarentena que no cesa, el analista ganadero GERMÁN TAPIA sigue explorando en esta columna sobre los cambios que ya se han impuesto en el sector. Según el especialista, se abren varias alternativas "entre la tradición y la nueva era".
Foto Nota

ENTRE LA TRADICIÓN Y LA NUEVA ERA

 

En un año extraño, donde debemos discernir entre lo imprescindible y la actividad que estábamos acostumbrados a hacer, sigue avanzando el almanaque y nos empezamos a preguntar qué pasará con la comercialización de reproductores y también con las ferias y exposiciones.

En esta época del año se empiezan a preparar los primeros remates de reproductores, además de las exposiciones. En la mayoría de las cabañas ya se está trabajando en ese sentido pero con una pregunta que retumba en las mentes de todos: ¿Cómo hacemos para mostrar y vender los productos sin concentración de personas?

Volviendo al primer planteo habría que analizar cuáles son las actividades que es posible llevar a cabo en este momento y cuáles tendrán que ser postergadas o suspendidas. Las ventas de reproductores son totalmente necesarias para continuar con la producción ganadera de una forma normal para poder seguir abasteciendo de carne a la Argentina y al mundo, en cambio las exposiciones por un tiempo tendrán que esperar, aunque generan gran cantidad de fuentes de trabajo y movimiento a la economía de cabañas, profesionales e instituciones.

En las actividades que se nombraron antes hay mucho de tradicional. Estos eventos se repiten año tras año y congregan gran cantidad de gente entre productores, profesionales, trabajadores y gente vinculada a la actividad o de la zona de realización. Generalmente las cabañas utilizan estas vías para mostrar su producción de elite a la sociedad. Una parte tiene finalidad comercial y publicitaria, otra es más social.

La finalidad comercial tendrá que ser adaptada a los tiempos que corren, cada uno tendrá que agudizar el ingenio para resolver esta ecuación de la mejor manera sin agrupar personas. La parte publicitaria y social será imposible que se lleve a cabo de forma presencial, o quedará para otro momento o se realizará a través de medios de difusión diferentes que incluirán radios, televisión y medios gráficos como los de siempre y todas las redes sociales como la novedad de estos últimos años, empezando por correos electrónicos y páginas web, llegando a todas las redes sociales conocidas.

La importancia de los primeros remates, además de ser una importante fuente de ingresos para la cabaña y todos los servicios conexos, también dan una pauta de la tónica del mercado y de los precios que vienen para la campaña. Una cuestión importante para recalcar en la venta de reproductores y productos genéticos es la alta estacionalidad en la demanda fundamentalmente por la organización de los rodeos.

De la venta de reproductores una modalidad es seguro que continuará (con todos los recaudos necesarios que deben tomarse) es la venta particular, aunque con las dificultades actuales para la circulación de los compradores es más limitada. La modalidad que difícilmente regrese pronto son los remates tradicionales o días de campo. Por lo tanto cabañeros, consignatarios, periodistas y nuevos auxiliares están buscando alternativas para realizar ventas con diferentes modalidades.

Algunas de estas modalidades están funcionando exitosamente para los remates de hacienda con destino a faena o invernada. Pero la pregunta es si funcionarán de la misma manera para la comercialización de reproductores.

Hay que tener en cuenta que son bienes muy diferentes la hacienda general de la hacienda de cabaña, sobre todo por la percepción para el comprador. Existen gran cantidad de variables al momento de comprar un reproductor y muchas de esas son de valoración subjetiva, por lo que el comprador está acostumbrado a evaluar esas características de forma presencial.

Otro aspecto a tener en cuenta es el costo de organización de una subasta virtual, ya sea en tiempo, en especialistas y también la transmisión de la misma para tener una amplia llegada, que para el caso de remates pequeños o medianos es una limitante.

Otra alternativa de ventas remotas son las llamadas “On Line” de las cuáles hay unas pocas experiencias en Argentina, en el caso de reproductores la ha desarrollado la Cabaña La Argentina de Cantarelli como novedad y para otros productos genéticos ya la ha realizado con éxito Ojea Rullán y Cía comercializando fundamentalmente embriones. De estas experiencias hay que tomar sus aprendizajes, en ambos casos el mecanismo de ventas fue a precios fijos, no como subastas.

Una alternativa intermedia sería la realización de una subasta exclusivamente por internet, pero se limita la llegada a muchos compradores porque no todos tienen la posibilidad de vincularse por este medio.

Una posibilidad todavía no explorada sería una subasta silenciosa, pero respetando el distanciamiento social. Sería un mecanismo intermedio entre lo presencial y lo virtual. Se podría llevar a cabo con una exposición de los animales por varios días, donde puedan ser revisados en vivo, pero con una mínima concurrencia de compradores simultáneamente, luego la compulsa puede realizarse por medios digitales.

Es clave para poder realizar ventas exitosas con estas modalidades que se cumplan varias condiciones, la posibilidad por parte de los compradores de evaluar de forma integral los productos, la posibilidad de acceder por parte de los compradores a la plataforma de ventas, la transparencia en la subasta, la cultura de la compra en un evento social y las garantías o certificaciones que puedan ofrecer los vendedores como los aspectos más relevantes a tener en cuenta para el suceso de los eventos que se aproximan.

La realización de exposiciones es mucho más compleja, debido a que una de las finalidades es reunir gran cantidad de público que en este momento es lo contraindicado. Hay muy pocas experiencias en el mundo en la realización de exposiciones virtuales, una de ellas es la que realiza el sitio de internet Breeders, realizando elecciones con los diferentes campeones de las exposiciones más importantes de cada país. Sería muy difícil adaptar esta modalidad al contexto actual. Pero por esta campaña las exposiciones podrían ser pospuestas para cuando hayamos superado la crisis sanitaria.

Todas las personas vinculadas a este negocio en particular están pensando distintas maneras de que las actividades se lleven a cabo de la mejor manera posible. Debemos tomarlo como una oportunidad para que el ingenio nos permita desarrollar nuevas formas de llegar a los compradores.

 

Germán Lucas Tapia.

Germán Lucas Tapia es Licenciado en Economía (UNRC) y Magister en Agroeconomía (UNMDP). Es docente de la Facultad de Agronomía y Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas (UNLPam), Titular de Cabaña La Esperanza (Angus y Hampshire Down) y asesor agropecuario. Es columnista de los programas EN SINTONIA y Desayuno de Campo (Radio Génesis CABA) y En Sintonía con el Campo ( Radio Libertad de Rosario). Escribe en el portal de noticias www.ensintoniaeldiario.com